Uso de contenedores

El siguiente tipo de reciclaje le ayudara a seleccionar su basura usando depósitos en lugares especiales. Es necesario contar con tres depósitos, de preferencia en colores azul, amarillo y verde pues esto le ayudará a recordar en que deposito va a ir cada tipo de basura el orden quedara de la siguiente manera: La basura de la casa la puedes separar en: Contenedor Azul: Los papeles de libretas, revistas, periódicos…, y los cartones de cajas, embalajes, etc…, deben depositarse plegados en el contenedor de color azul para papel y cartón. Contenedor Verde: Las botellas de vidrio y los tarros de …Leer Mas

Cómo clasifico mi basura

La basura es clasificada en dos principales categorías: orgánica e inorgánica. Basura orgánica es cualquier desperdicio que se descompone o que proviene de algún animal o planta (sin contar el papel). Basura inorgánica es cualquier desperdicio que haya sido hecho por el hombre, como metal, vidrio, o plástico. Orgánica Inorgánica Residuos de plantas Residuos de Animales Metal Papel Vidrio Plastico La basura de la casa la puedes separar en: 1. Orgánica: cáscaras de frutas, sobras de comida, cabello y uñas, pasto y hojas, y esto es lo que usas para hacer la compost. 2. Metal: latas de aluminio y acero. …Leer Mas

Reciclaje del Vidrio

Durante siglos, el vidrio ha servido como un recipiente de envasado universal, albergando en su interior productos alimenticios de lujo, como el vino y el aceite de oliva. Hoy en día, los fabricantes utilizan el vidrio para todo tipo de productos desde las bebidas gaseosas al perfume. El vidrio en muchos artículos, desde una botella de refresco a su ordenador personal, puede ser reciclado una y otra vez sin perder su fuerza. Algunos hechos • Los estadounidenses generaron 11,5 millones de toneladas de vidrio de residuos sólidos urbanos en 2010. • Alrededor del 27 % del vidrio fue recuperado para …Leer Mas

Reciclar los envases de Tubo

Hola. Si hay un tipo de envase que dé mucho juego esos son los envases en tubo. Son fáciles de transportar, fáciles de usar y resultan muy higiénicos, porque su contenido no se contamina con facilidad. Sin embargo, a veces los tiramos por no saber cómo rellenarlos.