Reciclado de desechos orgánicos

La elaboración de compost es un ejemplo de cómo podemos reutilizar los residuos orgánicos. ¿Qué es el compost? El compost es un tipo de abono orgánico que se prepara con diferentes materiales orgánicos, los cuales los podemos encontrar en nuestra misma parcela o comunidad, aportando nutrientes y mejorando la estructura del suelo. La compost convierte los desperdicios del hogar en fertilizante y materia orgánica valiosa para los suelos. Elaboración del Compost Necesitamos los siguientes materiales: Residuos orgánicos Tierra orgánica (tierra común) Dos contenedores a los cuales llamaremos composteros. Serrín que impide la liberación de malos olores y absorbe el exceso …Leer Mas

Ecotruco

1. Evita el consumo innecesario de envases plásticos: Evita el uso de productos de usar y tirar: platos, vasos, cubiertos, etc. No compres productos sobre envasados, por ejemplo, alimentos en bandejas de poliestireno y sí a granel. Rechaza los alimentos que vienen en “bolsitas individuales” dentro de un paquete más grande. Si eliges el embotellado en plástico decídete por el PET frente al PVC. Evita también juguetes y objetos que estén hechos de este plástico. Consume productos envasados de mayor capacidad, y evita los de uso mini o individualizado. Cuando vayas a la compra no olvides llevar tu carro de …Leer Mas

Como reciclamos

Reciclaje de Plástico: Se procede a la clasificación de los plásticos: Polietileno de Alta y Baja densidad, Polipropileno, Poliestireno, PVC y Pet. Una vez separado el material se corta, se lava, se aglutina y pasa a extrusión. Nuestra tecnología importada de Europa genera una excelente calidad en filtración y desgasificación de los materiales, además de producir un pellet totalmente redondo permitiendo un flujo constante y homogéneo por las boquillas de la extrusora. Reciclaje de papel, cartón y madera: El papel y el cartón se recolecta, se separa y posteriormente se mezcla con agua para convertirlo en pulpa. La pulpa de …Leer Mas

Reciclar los envases de Tubo

Hola. Si hay un tipo de envase que dé mucho juego esos son los envases en tubo. Son fáciles de transportar, fáciles de usar y resultan muy higiénicos, porque su contenido no se contamina con facilidad. Sin embargo, a veces los tiramos por no saber cómo rellenarlos.